Comenzando.

Vivimos rodeados de tantos estímulos que a ratos es difícil encontrar coherencia en los pensamientos de cada uno. Escribo con el único propósito de lograrlo de esta manera.

Si, además, a alguien le resulta útil leerme con el mismo fin, me alegraré de colaborar en tan ardua tarea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *